Las playas de Barcelona, una auténtica joya

Si hay algo delo que puede presumir Barcelona es de que lo tiene absolutamente todo. Es una ciudad animada de día y de noche, con un excelente ambiente. Una ciudad con una inmensa oferta cultural, con maravillosos monumentos, con calles perfectas para perderse durante unas horas… Y una ciudad bañada por el mágico mar Mediterráneo, por lo que también tiene playas maravillosas en las que relajarse.

Barcelona se convierte así en un magnífico destino para pasar unos días diferentes, unos días para olvidarse de todos, si se han hecho obras en casa y ha sido necesario el trabajo de fontaneros 24 horas Madrid o electricistas Madrid, con el trabajo extra, las molestias y las preocupaciones que ello conlleva.

Nada como la playa de la Barceloneta, en pleno casco urbano de la ciudad para relajarse al sol, bañarse, o sencillamente dar unos paseos por ella si el tiempo no acompaña demasiado. Es la más conocida, pero hay muchas otras playas y calas en la ciudad, todas bien comunicadas, con un buen mantenimiento y todos los equipamientos necesarios para el disfrute de los bañistas.

Entre ellas se encuentra la playa de Somorrostro, justo al lado de la de la Barceloneta y del Puerto Olímpico, con sus 500 metros de longitud. La de Sant Miquel es de las más antiguas de la ciudad, también de las más concurridas y animadas por ser de las más céntricas. La de Sant Sebastiá tiene un área para personas de movilidad reducida, como también lo tiene la de Nova Icària, una de las más tranquilas de Barcelona.

Otra playa, la de Mar Bella es frecuentada por jóvenes y tiene una zona de playa nudista, además de instalaciones deportivas y juegos infantiles. Y la de Llevant es una de las más tranquilas, al estar más lejos del centro de la ciudad.

Playas para todo tipo de personas, desde las que buscan algo diferente aloque tiene al lado de su casa, como cerrajeros Málaga a las que quieren disfrutar de lo que no tienen en sus ciudades: el mar.

Published by